Asociación para el estudio de temas grupales, psicosociales e institucionales

Novedades

Fecha de Publicación

09/08/2018

Noticias: Edición de

Edición de "La psicoterapia de Grupo en los Servicios de Salud Mental"

Rosa Gómez Esteban


PRESENTACIÓN  DEL LIBRO “LA PSICOTERAPIA DE GRUPO EN LOS SERVICIOS DE SALUD MENTAL”.

 

En los inicios de 2012, algunos compañeros de la AEN con larga experiencia en la psicoterapia grupal, decidimos promover las gestiones pertinentes para organizar una Sección de Psicoterapia de Grupo en la AEN. A primeros de junio de 2015, se cumple nuestro deseo con la aprobación de la Sección de Psicoterapia de Grupoen la Asamblea Extraordinaria de la AEN.

El objetivo fundamental de la Sección era impulsar la Psicoterapia de Grupo en los Servicios de Salud Mental y la formación e investigación en esta disciplina. Propusimos una organización en Grupos Territoriales y Áreas Temáticas. La función de los  Grupos Territoriales era promover la psicoterapia grupal en sus territorios; y las Áreas Temáticas se creaban para abordar la complejidad de las problemáticas que se atienden en Salud Mental desde los diferentes dispositivos. Grupos pequeños con el objetivo de estudio, formación e investigación de las diversas problemáticas que son motivo de nuestro quehacer clínico.

Estas Áreas quedaron constituidas del siguiente modo:

1- Psicoterapia de grupo en Atención Ambulatoria

2 - Niños y Adolescentes,

3 - Hospital de día y comunidades terapéuticas,

4 - Unidad de Agudos, en Hospital General

5 - Psicoterapia del grupo familiar

6 – Grupos multifamiliares

7- Grupos en Rehabilitación y Recuperación

8 - Grupo de Residentes

En el encuentro se quería reflexionar acerca de cómo realizamos nuestros grupos terapéuticos, con qué teorías, metodologías, encuadres, patologías, edades, y en qué dispositivos de salud. Queríamos ampliar nuestra visión de la psicopatología, y desde lo individual hacer un pasaje a una psicopatología grupal en relación con la vida cotidiana de los sujetos. Asimismo, subrayar nuestros instrumentos terapéuticos, “la palabra”, que es productora de enfermedad y de curación, y la atenta “escucha” y “lectura” de las palabras de los pacientes.

Estos instrumentos son centrales en nuestra práctica clínica, a través de la escucha y lectura de las palabras de los pacientes podemos conocer lo que demandan cuando vienen a la institución, qué les pasa y cuáles son los motivos de su sufrimiento. Nos permiten conocer la función y el sentido de los síntomas en sus vidas, y nuestras intervenciones les posibilitarán que puedan preguntárselo a su vez.

Reflexionamos acerca del funcionamiento institucional, de los equipos, objetivos y tareas para que sean capaces de capacidad de producir vínculos más saludables entre los profesionales y con los pacientes. En las Jornadas nos interesaba mostrar el importante papel de las instituciones de salud mental si cuentan con equipos que puedan abordar la complejidad de los procesos terapéuticos, y las necesidades y demandas de la población a atender.

El Equipocomo una herramienta fundamental si se logra la inter y transdisciplinariedad, es decir, si se posibilitala articulación entre los saberes y prácticas de las diferentes disciplinas (psiquiatría, psicología, enfermería, asistencia social y terapia ocupacional). Es urgente que las instituciones incorporen nuevos modos de funcionamiento que permitan organizar un equipo de trabajo con claros objetivos y tareas, tanto comunes como diferenciadas. Porque sólo la consecución de estas tareas y objetivos permitirá a la institución producir efectos terapéuticos en los pacientes y en los profesionales. 

En la Sección de Psicoterapia de Grupo de la A.E.N. tenemos una concepción grupal del tratamiento en consonancia con la teoría grupal de los procesos de salud y enfermedad. Sabemos que las mal denominadas “enfermedades mentales” se producen en la red de relaciones sociales y familiares, y que los diferentes cuadros psicopatológicos se producen como efecto de vínculos patológicos.  Su propia denominación es un emergente social que muestra y a la vez oculta y reprime que estas manifestaciones psicopatológicas  se producen en las relaciones con los otros.

Los tratamientos biológicos se han mostrado claramente insuficientes en el tratamiento de estas problemáticas, por eso precisamos conocer las condiciones de producción de estos padecimientos y las causas que están en el origen de los síntomas que se padecen. La complejidad de los procesos de la salud/enfermedad mental, por la multiplicidad de factores biológicos/psicológicos/grupales/sociales que intervienen, requiere que ser abordada desde diferentes disciplinas y en un estrecha colaboración entre las mismas, en una interdisciplinariedad.

La psicoterapia de grupo parece obtener mejores resultados que la individual, como muestran las amplias investigaciones realizadas por autores muy significativos en el campo de la psicoterapia grupal, entre ellos, Yalom. Parece que los cambios subjetivos en los grupos terapéuticos se realizan con más facilidad que en individual, debido a la presión que el propio grupo ejerce sobre las defensas inconscientes de sus integrantes.

Desde una ética del cuidado y de la responsabilidad compartida, proponemos que “lo grupal” en los servicios se incorpore en la organización del trabajo institucional. Privilegiamos los grupos terapéuticos porque son la herramienta terapéutica de elección en los servicios públicos para la mayoría de las psicopatologías, tanto graves, como moderadas y leves. Fundamentalmente por los siguientes motivos: su mayor eficacia terapéutica, su necesidad en lo público porque es el mejor instrumento para responder a la alta demanda asistencial, y por supuesto, por los menores costes económicos, que son muy significativos al ser eficaces los grupos terapéuticos en encuadres breves.

Desde la Sección proponemos, para dar mejor repuesta al sufrimiento colectivo, un Programa de Psicoterapia de Grupoorganizado en todos los Centros de Salud Mental para los dispositivos del territorio, con el objetivo  de organizar mejor lo asistencial, con el ofrecimiento degrupos terapéuticos dirigidos a todas las patologías, y que se encargara también de la formación de los terapeutas grupales. Pensamos que la Psicoterapia de Grupo ha de ocupar un lugar central en los Programas de Formación de los residentes de psiquiatría, psicología, enfermería, asistentes sociales y terapeutas ocupacionales.

El libro es una compilación de todos los trabajos presentados en las I Jornadas de la Sección de Psicoterapia de Grupo de la AEN, celebradas en el mes de octubre de 2017.Jornadas nos acercaron a las diversas teorías, prácticas y metodologías de la psicoterapia grupal que se realizan en los servicios públicos en nuestro país. Las editoras, Mª Jesús Castro Oller (psiquiatra), Rosa Gómez Esteban (psiquiatra) y Ángela de la Hoz Martínez (psicólogo) tienen una larga trayectoria en los Servicios públicos de Salud Mental y en el campo de la psicoterapia grupal.

En el libro, los autores  transmiten la clínica grupal en trabajos teóricos y en la psicoterapia de grupo que han realizado en los diferentes dispositivos de Salud Mental. Muestran sus diversas aplicaciones en patologías leves, moderadas y graves; en niños, adolescentes y adultos, y desde diferentes dispositivos.

En el libro se reflexiona sobre el por qué y el para qué de la psicoterapia de grupo,  y acerca de las condiciones, factores y mecanismos que intervienen para que el grupo sea un agente terapéutico y de cambio subjetivo. Se insiste en que el profesional ha de tener una pertinente formación tanto teórica-técnica como afectiva para abordar la complejidad de su objeto de conocimiento.

Algunos textos se refieren a la importancia del trabajo en “Equipo”, que ha de ser el eje de la institución y de la asistencia, ya que es un factor relevante en la contención de las ansiedades de los profesionales, y por tanto en la producción de efectos terapéuticos en los pacientes.

Se incluyen trabajos teóricos y clínicos sobre los grupos familiares y multifamiliares, éstos últimos de gran interés en las patologías graves. Debido a que los autores comprenden el sufrimiento y la enfermedad mental como efectos de un malestar social y familiar, con los rasgos y líneas de expresión que son propios de cada época; e investigan el lugar que el denominado paciente tiene en el grupo familiar.

Subrayamos la importancia de la psicoterapia de grupo como herramienta terapéutica de elección en los servicios públicos de Salud Mental. Y en la creación de encuadres grupales terapéuticos que permitan observar los diferentes modos de relación con los otros, que sostengan los procesos de desarrollo personal, y permitan elaborar las problemáticas y conflictos para que se de un menor sufrimiento subjetivo en la población que atendemos.

 

Rosa Gómez Esteban

Presidenta de la Sección de Psicoterapia de Grupo de la Asociación Española de Neuropsiquiatría.

 

 

Volver a novedades